lunes, 29 de marzo de 2010

De vivir para trabajar a vivir sin trabajar.

La única manera de mejorar en la vida es proponerse objetivos, metas alcanzables que nos sirvan para dar sentido a nuestra vida, esas metas pueden ser pequeñas cosas que ir superando para luego ponerse otras,
como el que se plantea ahorrar mil euros, para, una vez conseguido, tratar de ahorrar mil quinientos, hasta conseguir ahorrar lo suficiente para no tener que preocuparse por ahorrar más.
La sociedad también debería imponerse unos objetivos, o al menos proponérselos. Quienes tienen el poder para proponer objetivos comunes, y poder para proporcionar medios para conseguirlos son los políticos, y en eso debería consistir su tarea.