viernes, 22 de enero de 2010

Fumar no es un derecho


(Ilustración cedida por Marco Calo)

Que algo no esté prohibido no lo convierte en un derecho.

No está prohibido acudir a un restaurante con una bolsa llena de excrementos y dejarla abierta sobre la mesa, pero eso no lo convierte en un derecho.

No está prohibido chocar de frente contra otro vehículo, pero nadie tiene derecho a chocar de frente a otro vehículo.
Yo soy fumador pasivo desde que tengo uso de razón y estoy ciertamente cansado.