martes, 12 de octubre de 2010

Reforma laboral (y 3). Subsidios y salarios.

A pesar de lo que piensan nuestros políticos, los únicos sueldos que en España son elevados en relación al puesto y a la responsabilidad, son los suyos, no porque no tengan responsabilidad, sino porque no la asumen, por lo tanto es como si no la tuvieran, por lo tanto, demasiado cobran para lo que hacen, sin embargo, su subsidio de "desempleo" es compatible con tener otro trabajo, así encontramos no pocos ejemplos de políticos que tienen a la vez un sueldo por su presente cargo y otro por el cargo que han dejado de desempeñar, situación envidiable por cualquier otro trabajador, que no puede ni compatibilizar el subsidio de desempleo con un nuevo trabajo legal, que además, para un par de años de subsidio de desempleo tiene que haber trabajado unos cuantos, mientras que nuestros políticos tienen garantizado un subsidio de por vida tras solo siete años en un cargo…
Los subsidios de los trabajadores tienen un máximo en cuantía y tiempo, los de los políticos no. (además de que pueden acumular varios subsidios)
Sin embargo a nuestros políticos se les llena la boca con que nos igualemos a Europa en precios de energía, combustibles, impuestos… pero omiten el tema de los salarios, tema en el que nos parecemos cada vez más a áfrica.
Los salarios en España son increíblemente bajos, prueba de ello es que los subsidios de desempleo son a veces más cuantiosos que los trabajos que se ofrecen a los parados.
Alguien que cobraba 1200€ trabajando, se queda en paro y cobra 900… y en los trabajos que le ofrecen su sueldo será de 800 (y con menos indemnización por despido que antes) … En esa situación, ¿Quién va a ponerse a trabajar en lugar de quedarse a esperar una oferta mejor mientras dure el subsidio?.
Los empresarios se quejan de que la gente en el paro no quiere trabajar… No, lo que pasa es que no quieren ser esclavos, el empresario se aprovecha para ofrecer trabajos mal remunerados, escudándose en que, como hay tanta gente en el paro, si tú no quieres el trabajo, otro vendrá que lo querrá … La ley de la oferta y la demanda… que con 5 millones de parados pone en el mercado ofertas de empleo con salarios de saldo.
El camino a seguir es que los salarios sean dignos de verdad, como los europeos, donde una cajera de supermercado cobra lo que aquí cobra un ingeniero, nos venden que el nivel de vida allí es más caro que aquí, si, es algo más caro, pero proporcionalmente más barato.

2 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo Fran, pienso que los salarios deben tener suelo. Todo lo que sea inferior a ese mínimo sólo será para justificar negocios no productivos de días contados.

    El salario es el mejor indicador de la productividad, y mucho más en un mundo globalizado. No podemos acomodar negocios a salarios bajos, pero lo cierto es que un empresario no puede contratar si las condiciones que ofrece el gobierno por no trabajar son tan elevadas. Es la desidia para la inactividad.

    En el momento que vivimos ahora, creo que no habrá más remedio que acercarse al capitalismo... que cuando la renta per cápita sea superior ya volveremos a la socialdemocracia, para evitar desajustes.

    Como sigamos así, en este momento tan crítico de globalización, tecnología e internet... España será un reducto tercermundista a muy corto plazo.

    http://twitter.com/alberto_mt

    ResponderEliminar
  2. Por desgracia, todo hace pensar que así sera molusco... por desgracia...

    ResponderEliminar